miércoles, diciembre 06, 2006


Y esa seguridad se esfumo...
Confio en mis instintos y me estan alertando del peligro...
Confio en mi cabeza, pero no puede ver a traves de la incertidumbre...
Confio en el destino, mas no en la suerte, porque siempre ha sido caprichosa conmigo, quitandome todo lo que meofrece, atormentandome entre sueños, hablandome dentre sombras de los misterios del azar...



[[www.fotolog.com/palo_max]]

9 comentarios:

«Råƒæl» dijo...

La suerte es muy oportunista, solo está cuando le conviene y no ayuda a quien realmente lo necesita. Que SUERTE que yo no confio en ella.

Mistress_blue dijo...

Yo no creo ni en la suerte, ni en el destino.... Un abrazo

YoHan Mani Mamut dijo...

El marketing que se le da a la suerte es el que tiene la culpa de que la gente viva ilusionada con babeles.


Baho te deho un abrazo bigger. de oso.

Anónimo dijo...

causalidad
incertidumbre
casualidad



existen cosas que no quiero saber, porque perderian toda su magia.

Anónimo dijo...

y sí... una cosa es confiar y otra muy distinta es hacer caso...

bajo.* dijo...

pero
en el destino?!
vos decis q ya estamos destinados a esto?!
q no lo podemos cambiar?!


"this wasn't supposed to happen"

beso


bajo.*

Mercedes A.D. dijo...

"confio en el destino mas no en la suerte..."
He de decir que es una brillante observación y que me identifico con ella porque es alli donde se confirma que el destino està escrito pero es uno el que hace su camino.

Anónimo dijo...

No sé qué pensar acerca del destino. Leí mucho Auster últimamente, así que tengo el cerebro alquilado por él... Gracias por pasar por casa, ya te puse un link!

Martin dijo...

mm, no me fio de la suerte porque no puedo estar confiando en algo que no se si va a pasar o no, no me gusta pensar en el destino porque la idea de que mi vida ya esta escrita y no puedo tener control sobre mi futuro me asusta, por lo tanto, a mi manera de vivir, solo creo en el azar y las probabilidades, confio en mis instintos y en mi manera de obrar, lo cual dan el resultado, a veces no depende de nosotros, pero tampoco de a suerte, siempre hay un porque para todo, no adjudiquen palabras como "suerte", ya que a eso lo llamo ser fabulador.

Saludos, suerte..